Sign in / Join
1963

Todos los objetos del universo, de todos los tamaños imaginables, comparados

Esta absolutamente espectacular animación es una «comparación de tamaños» de Reigarw Comparisons, que abarca desde las más pequeñas partículas subatómicas al universo completo. Es para tomárselo con calma porque sus diez minutos contienen una ingente cantidad de información; aunque el uso de la tipografía y el diseño (ej. recortes de fotografías) sería mejorable en cualquier caso es una herramienta visual impactante y didáctica.

El viaje comienza por lo más pequeño, la espuma cuántica a escala de unos 1,6×10-35 m, sobre la que podría haber algo del tamaño de 1,5×10-34 m, la escala del Planck (quizá la singularidad de un agujero negro), para dar paso a partículas como los electrones neutrinos 10-24 m que son increíblemente más grandes en comparación. Mucho más grandes todavía aparecen ya los quarks, electrones y bosones y neutrones, seguidos de los átomos de hidrógeno o carbono (unos 100 pm). Entonces empiezan a aparecer las moléculas más complejas, como las buckybolas, el ADN o los nanotubos de carbono (2,5 nm).

La vida aparece a partir de los 18 nm, con virus, anticuerpos y hemoglobina (65 nm) entre otros. Las bacterias más pequeñas tienen 300 nm pero parecen feroces hijasdeputa. Luego están ya las células rojas y blancas (10 micras), el polen (50 micras) y algunos pequeños insectos (de 0,1 mm). Hay piojos de 2 mm y hormigas de 5 mm y a partir de ahí muchos más bichos de varios centímetros, hasta llegar a los mamíferos y los seres humanos (1,7 m).

Pero la historia sigue con animales mucho más grandes, hasta las ballenas azules, seguida de estructuras construidas por el hombre como aviones, transatlánticos y buques de carga y edificios como las pirámides o los rascacielos, de cientos de metros de altura. La torre Jeddah tendrá más de 1000 metros y será de récord. En nuestro planeta luego está como estructura natural el monte Everest con 8,8 km de altura y de ahí pasamos al tamaño de pequeñas lunas, planetas y la Tierra misma. Júpiter, el mayor planeta, abarca 142.800 km.

Más allá están las pequeñas estrellas, las órbitas de los planetas y otras estructuras. Pero también hay nebulosas de cientos de años luz de diámetro, como la NGC 605 (1.500 años luz, ahí es nada). Todo esto está englobado en nuestra galaxia, la Vía Láctea, donde hay miles de millones de estrellas y quién sabe cuántos planetas. La galaxia se une a otras mucho más grandes todavía, en clústeres galácticos, como el supercúmulo de galaxias Laniakea que es donde queda la nuestra, de 520 millones de años luz de tamaño. Más allá sólo está «el todo»: El universo observable: 93.000 millones de años luz que contienen básicamente todo lo que existe o al menos lo que podemos llegar a detectar que exista.

¿O quizá hay algo más? Eso ya son otras teorías, entre las que se encuentran las del multiverso y los universos paralelos, quizá incluso los de las historias paralelas – que es una parte en la que el vídeo chirría un poco al final. Pero quedémonos con los datos de la presentación principal, que son fabulosos y están muy bien explicados.

Relacionado:

  • ¿Cuán grande es el universo? ¿Infinito? No tanto.
  • ¿Tiene el universo un propósito? Va a ser que no
  • Carl Sagan: Dioses, el universo, y los seres humanos, lección de humildad
  • Cómo se mide el universo según los cosmólogos
  • La más ambiciosa simulación de nuestro universo creada hasta la fecha
  • Z8-GND-5296: Una galaxia muy, muy, lejana (a 30.000 M de años luz)